Vea La Pagina En

Cambiar el tamaño del texto

Programa de Desalojo por Narcóticos

El Programa de Desalojo por Narcóticos (conocido por NEP, por sus siglas en inlgles), manejado por la Negociado de Litigios Especiales, tiene como objetivo identificar a los narcotraficantes que han trasladado sus actividades a apartamentos privados y edificios comerciales. Presentar cargos contra personas que han llevado sus negocios ilegales dentro de apartamentos o casas que tiene requisitos bastante estrictos en cuanto a órdenes judiciales, incautaciones y arrestos. El program NEP permite desalojar a los narcotraficantes de las propiedades utilizando un estatuto civil del estado de Nueva York, la Ley de Acciones y Procedimientos sobre Bienes Raíces. El proceso de desalojo bajo esta ley, además del procesamiento penal, le permite a la Fiscalía emprender un ataque contra los narcotraficantes en dos frentes. Los procedimientos de desalojo se inician bajo la misma ley que prohíbe operaciones comerciales ilegales, como prostíbulos, salas de juego, fabricantes de mercaderías falsificadas y traficantes de armas de fuego.

El proceso de desalojo tiene tres etapas principales. Primero, la Oficina de Proyectos Especiales revisa las órdenes de allanamiento relacionadas con narcóticos, y también identifica casos referidos por la Unidad de Asuntos Comunitarios, el Departamento de Policía, propietarios, inquilinos y grupos comunitarios. Si los casos cumplen con los estrictos requisitos, el proceso pasa a la segunda etapa: la notificación.

Cuando se considera que un caso satisface los requisitos, el NEP notifica al propietario adecuado y pide que se inicien los procedimientos de desalojo contra el inquilino que está usando o permitiendo que otros usen el apartamento o tienda en cuestión para realizar negocios ilegales. Si el propietario no cumple, la fiscalía tiene la autoridad de proceder como si fuera el dueño de las propiedades. En la mayoría de los casos, el propietario está más que dispuesto a ayudar a desalojar al inquilino y a aceptar el apoyo de la Fiscalía.

Finalmente, el NEP asiste al propietario en el tribunal coordinando el testimonio de los testigos policiales y proporcionando la documentación necesaria. El programa también proporciona personal legal o paralegal para supervisar los procedimientos y asistir al abogado del propietario. Con la colaboración de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York, la misma Fiscalía ha litigado en muchas acciones de desalojo en unidades de alquiler subvencionadas por dicha agencia. La naturaleza sumaria de estos procedimientos judiciales determina que los casos sean procesados sin dilaciones.

El Programa de Desalojo por Narcóticos se ha convertido en una herramienta excepcional para la erradicación de narcotraficantes y otros operadores de negocios ilegales en lugares residenciales y comerciales. Desde el comienzo del programa en 1988, se ha desalojado a estos inquilinos indeseables de más de 6,000 lugares. A pesar de este alto número, la Fiscalía revisa cada caso individualmente y tiene cuidado de no recurrir al desalojo cuando la imparcialidad aconseja una solución diferente.