Vea La Pagina En

Cambiar el tamaño del texto

Recursos para Personas Mayores que hayan sido Víctimas de Abuso

La Unidad contra el Abuso de Personas Mayores de la Fiscalía del Condado de Nueva York se ocupa de las necesidades y preocupaciones de las víctimas de delitos cometidos contra las personas mayores. En cooperación con el Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York, los Servicios de Protección para Adultos, (“APS”), el Departamento para las Personas Mayores de la Ciudad de Nueva York, profesionales médicos y agencias de servicios sociales, la Fiscalía investiga y procesa toda clase de delitos que involucren a víctimas que son personas mayores.

¿Qué es el Abuso de Personas Mayores?

Esta Fiscalía define como Abuso de Personas Mayores a cualquier delito o transgresión cuya víctima sea una persona de 60 o más años de edad.  Entre los ejemplos de delitos típicos cometidos contra las personas mayores podemos mencionar los siguientes:

  • Abuso familiar o abandono a manos de un miembro de la familia o cuidador;
  • Explotación financiera cometida por un miembro de la familia o pariente, un auxiliar de ayuda en el hogar, un extraño o un "profesional";
  • Abuso del poder de abogado por alguien a quien se le ha confiado que actúe como fiduciario;
  • Virtual desalojo por narcotraficantes que han tomado el control de la residencia o edificio de una persona mayor.

¿ Cómo obtener ayuda?

Si usted es un adulto mayor que ha sido víctima de un delito, o si usted conoce a una persona mayor que ha sido abusada o explotada, sírvase comunicarse con la Unidad contra el Abuso de Personas Mayores de la Fiscalía del Condado de Nueva York al (212) 335-8920.

Entre los servicios que proporcionamos se incluyen:

  • Investigación y proceso de delitos contra personas mayores, como abuso físico y explotación financiera;
  • Asistencia para obtener una Orden de Protección y vivienda de emergencia, según corresponda;
  • Una consulta con el Coordinador de la Unidad contra el Abuso de Personas Mayores para determinar si se justifica una investigación y proceso penal;
  • Referimientos de servicio social para agencias que proporcionan diversos servicios a personas mayores;
  • Revisión por parte del Programa de Desalojo por Narcóticos para obtener el posible desalojo de narcotraficantes de la residencia o edificio del adulto mayor.

Números de Teléfono Importantes

Si una persona mayor ha sido abusada físicamente o corre peligro, llame lo antes posible al 911.

Unidad contra el Abuso de Personas Mayores de la Fiscalía de Manhattan (212)-335-8920

Servicios de Protección para Adultos, (“APS”) de NYC (212)-630-1853

Programa del Departamento para las Víctimas de Delitos contra Personas Mayores de NYC (212)-442-3103

 

Situaciones de Abuso de Personas Mayores

John necesitaba efectivo para seguir con su hábito de consumo de drogas.  Golpeó a su padre mayor de edad cuando se negó a sus demandas de dinero.  John le dijo a la policía que sus padres nunca presentarían cargos.   John fue condenado por delito mayor y recibió una sentencia de reclusión por parte del estado.  Sus padres recibieron servicios de consejería de parte de la Unidad.

Juana era una auxiliar de ayuda en el hogar para una mujer de 98 años que sufría de demencia. Cuando la hija de la víctima descubrió que en la cuenta de su madre faltaban $30,000, llamó a la Unidad para que investigara.  Juana había falsificado varios cheques de la víctima y usó una tarjeta de crédito para hacer compras extravagantes.  Ella confesó ante un detective de abuso de personas mayores y fue arrestada.  Juana fue condenada y encarcelada y se le ordenó realizar la restitución a la herencia de la víctima después de su fallecimiento.

Evelyn recibió un poder de su hermana mayor (POA) después de que ella se enfermó gravemente y necesitó cirugía.  Evelyn recibió instrucciones de usar el poder para pagar la renta de su hermana viuda mientras estaba hospitalizada. La víctima más tarde se enteró, cuando fue dada de alta, de que Evelyn aprovechó el poder para hacer retiros del dinero de la víctima y perder en el juego los ahorros de toda la vida de su hermana en Atlantic City.  Evelyn fue condenada y se le ordenó hacer la restitución como condición de la sentencia.

El vecino de Jane Smith pudo haberle salvado la vida.  Él se alarmó cuando vio al hijo de Jane tratándola duramente.  Asimismo, el cajero del banco de Jane también se quedó preocupado.  Notó que los retiros recientes de la cuenta de ahorros de Jane eran fuera de lo común.  Jane tuvo suerte.  Su vecino se había comunicado con las autoridades del orden público y el abuso y la explotación terminaron.