Vea La Pagina En

Cambiar el tamaño del texto

Reforma de la Corte Criminal

El Tribunal Penal de Manhattan principalmente tiene jurisdicción sobre delitos menores, como robos, acoso, agresión física que no atente contra la vida o delitos que afectan la calidad de vida de nuestra ciudad.  Es fundamental que tengamos un funcionamiento adecuado de nuestro sistema judicial y para el beneficio de nuestros habitantes de la Ciudad de Manhattan; porque es donde se procesa alrededor del 85% de los casos de la Fiscalía de Manhattan; en 2010, se resolvieron cerca de 85,000 casos en el Tribunal Penal de Manhattan.

Este Tribunal Penal administra muchos casos graves a pesar de que sean delitos menores.  Éstos pueden incluir incidentes relacionados a violencia doméstica, altercados entre personas, agresión física, acoso agravado, conducir en estado de embriaguez o reincidentes del crimen. Los Sub Fiscales, los Defensores Públicos y los Jueces manejan una gran cantidad de casos que es prácticamente imposible manejar.  Obviamente, el pueblo merece un sistema de justicia que sea eficiente como justo.

Con el fin de combatir este problema, en abril de 2010 la Fiscalía del Condado de Nueva York implementó una iniciativa por tres meses que llamó “manos a la obra”con el fin de reformar el Tribunal Penal. Esta iniciativa dictó que todos los Sub Fiscales Ejecutivos se ocuparan de procesar casos de delitos menores y redujeron la carga de trabajo que los Sub Fiscales manejan diariamente. Así el los Sub Fiscales Juniors van a tener más tiempo para concentrarse en procesar casos graves, los reincidentes y la reducción del trabajos pendientes.  También le pedimos a nuestros compañeros de la Oficina de Administración Judicial que nos ayudaran con el proyecto, agregando salas judiciales, en la Corte Suprema y salas en el Tribunal Penal que normalmente no eran usadas para estos fines.

En este período se lograron muchos de nuestros objetivos: de abril a diciembre de 2010, en comparación con el mismo período del año anterior, reducimos en un 31% la carga de trabajo de delitos menores manejados por los Sub Fiscales; se aumento en 117% la cantidad de juicios iniciados y aumentamos en un 295% la cantidad de juicios sin jurado iniciados. Además, reducimos en casi un 58% las anulaciones de juicios rápidos en casos de DWI (conocido por conducir en estado de embriaguez) de la Ley VTL 1192 (Ley de Control de Tránsito y Vehículos).

Todavía nos queda trabajo por hacer. Con nuestros compañeros de la Oficina de Administración Judicial, planeamos anunciar nuevas iniciativas orientadas a seguir reduciendo los atrasos de los tribunales penales y para mejorar el trabajo de nuestro sistema judicial penal para el beneficio de las víctimas y los acusados.